Cómo refrescar tu terraza en verano

Cómo refrescar tu terraza en verano

Levanta la mano si amas la temporada de terrazas tanto como nosotros. Y es que nada se compara a un rico y refrescante coctel de media tarde o un asado con los amigos y la familia. Suena perfecto mientras no estés expuesto a 30 grados (o más) de calor, incluso a la sombra.

Por más que nos guste el verano, hay días que ni la mejor junta familiar puede sobrevivir si antes no tomas medidas para bajar la temperatura de tu terraza. Por eso te dejamos 4 tips infalibles para refrescar tu terraza en verano y resistir a las olas de intenso calor.

1 – Trasforma tu terraza en tu pequeño oasis. No se trata de un secreto de la naturaleza, pero si tiene que ver directamente con ello. La primera solución para aportar sombra y frescura a tu terraza es llenarla de plantas. No sólo te da una sensación de cobijo, además las plantas aportan frescura sobre todo si las mantienes bien regadas, bajando esa sensación desértica. (ojo que también aplica para patios y balcones)

2 – Evita el sol directo con sombrillas o toldos. Suena obvio, pero hay que evitar a toda costa los dañinos rayos UV en tu piel y nada más práctico que contar con unas sombrillas para que den sombra en todo momento.

3 – Buena Ventilación: Una cosa es disfrutar el viento natural del verano, pero otra muy distinta es ayudar a la frescura colectiva con un buen ventilador. Y para eso nada mejor que uno de tipo industrial. De partida son mucho más potentes que los ventiladores caseros y por lo mismo logran ráfagas de viento insuperables, aunque estés en el exterior. Si bien, se suelen usar para grandes espacios como fábricas u oficinas, son perfectos para bajar varios grados la temperatura de tu terraza. Lo mejor que hay distintos modelos de piso para ponerlo a ras, y dirigirlo a distancia; o de pedestal, que le da la altura necesaria para alcanzar varios metros.

4 – Busca la frescura permanente. Si bien los ventiladores industriales son la solución, una vez terminado el verano, de seguro se irán a la bodega hasta la próxima temporada. Por eso el cuarto tip tiene que ver con otra forma de ventilar, pero también apostar por una permanencia y ¿por qué no decirlo?, también a la decoración. Nos referimos a los ventiladores de techo. Son un clásico que volvió como una tendencia. Y es que cuentan con varias ventajas. Partiendo porque son económicos y no gastan demás, además son silenciosos, lo que hace aún más agradable estar en la terraza.