Cómo Proteger la Pared del Calor de una Estufa.

Cómo Proteger la Pared del Calor de una Estufa.

¿Quieres saber cómo proteger la pared del calor de una estufa? Aquí te contamos las formas en las que puedes prevenir estas manchas de forma rápida y fácil.

 

Las estufas de leña y las calefacciones eléctricas tienen años calentando los hogares.

 

Sin embargo, y a pesar de ser fuentes controladas de calor, están en contacto con varias fuentes que, por lo general, no están optimizadas para recibir calor constante durante todos los meses de invierno.

 

Es por esto que, cuando llega el verano, es probable que te consigas con algunas manchas pequeñas (o grandes, en el caso de estufas de leña), en la pared o en el piso y que te hayas preguntado cómo puedes protegerlo.

 

Cómo proteger la pared de una estufa

 

¿Lo bueno? Son muchas las cosas que puedes hacer para proteger tus paredes del calor de una estufa. Aquí te compartimos las dos más populares.

 

Mueve tu estufa

 

Si tienes una estufa eléctrica, como nuestra estufa eléctrica de fibra de carbono o la estufa mini oloectréctrica, una forma fácil y rápida de proteger tus paredes y pisos de tener marcas de polvo y calor al final de la temporada es moverla.

 

Uno de los motivos por el que se hacen las manchas es por el calor prolongado en largos períodos de tiempo. Además, se da también decoloración por no recibir suficiente aire y manchas de polvo que quedan atrapadas también por la falta de circulación.

 

Si mueves un poco tu estufa eléctrica estas manchas de calor, polvo y decoloración se reducen de forma significativa e incluso puedes prevenirla por completo.

 

Con material reflectante o aislante

 

Si en cambio tienes una estufa que no puede ser movida o tienes una estufa a gas, puedes proteger tu pared con escudos térmicos o placas térmicas.

 

Los escudos térmicos son una placa resistente al calor que se pone detrás y debajo de la estufa. Como son resistentes al calor protegen a las paredes y al piso de daños por la radiación constante. Además disminuyen considerablemente los riesgos de incendio.

 

El calor se transfiere de distintas maneras dependiendo del tipo de calefacción que tengas. De hecho en esta nota puedes leer más sobre cómo elegir la calefacción eléctrica correcta.

 

En el caso de algunas estufas de calor directo, el calor es radiante, lo que significa que se transfiere a todas las superficies, incluso si no está en contacto directo con ella. Por eso es importante proteger también la pared detrás de la calefacción.

 

Existen muchos tipos distintos de pantallas térmicas, algunas son metálicas y otras son de materiales resistentes al calor. Investiga con el fabricante de tu estufa la que necesitarías en tu caso.

 

Cómo limpiar la pared en caso de manchas de calor

 

Si te das cuenta que tu pared tiene alguna mancha de calor o de polvo de estufas eléctricas puedes limpiarla de forma muy fácil.

 

Las manchas que son difíciles son las de estufas a gas. Ese es otro de los motivos por el que preferimos recomendar estufas eléctricas.

 

  • Para limpiarla solo tienes que desenchufar la calefacción eléctrica y moverla. Sí tienes acceso cómodo a la pared que quieres limpiar.
  • En un balde combina ½ taza de vinagre con 4 tazas de agua tibia y un chorrito de jabón de loza.
  • Sumerge una esponja limpia en la solución de limpieza y pásala por la pared un par de veces en movimientos rápidos.
  • Enjuaga y repite hasta que desaparezca la mancha.
  • Seca la pared con un poco de papel absorbente.

 

Como ves mantener tus paredes protegidas y limpias cuando usas estufas no requiere de mucho más esfuerzo que moverlas de vez en cuando o de tener una placa termo protectora.

 

Si quieres limpiar la pared sólo necesitas un poco de agua, vinagre, jabón y una esponja para dejar tus paredes impecables como el primer día.